Revisión del año 2014 en Perú

Text size +-
Recommend

In English

Aunque la economía del Perú perdió un poco de brillo en 2014 la desaceleración parece estar bajo control, mientras el gobierno promulga cuantiosos paquetes de estímulo fiscal para encaminar al país hacia una recuperación en 2015.

Según estimaciones del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), el crecimiento del PIB para 2014 se ubicará en 3,1%, de acuerdo a las expectativas de los analistas pero justo por debajo de la mitad del nivel de 2013.

La desaceleración llega tras un crecimiento promedio anual de 6,7% desde 2010, con el cual Perú se convirtió en una de las economías de más rápido crecimiento en América Latina. Aunque todavía no se han publicado cifras para el año completo, el PIB creció 1,8% interanual en el tercer trimestre de 2014, mientras que la actividad económica en los 12 meses a octubre del año pasado subió 3,5%.

La causa principal de la desaceleración no es un misterio. Tras sacar gran ventaja del auge global de los bienes básicos, los menores precios de las exportaciones de metales clave han dejado un impacto negativo: los ingresos por estos envíos cayeron 21% a USD13,9 mil millones en los primeros nueve meses del año, debido a bajas en las ventas de cobre y oro, según datos oficiales.

La caída en los precios del petróleo también ha hecho mella, ya que el sector minero y de hidrocarburos corresponden a 13,5% del PIB y 67,5% de las exportaciones.

Solidez fiscal

El gobierno ha respondido inyectando dinero activamente en la economía para contener el declive. Cuatro paquetes de estímulo fiscal se implementaron el año pasado. El más reciente, anunciado en noviembre por el ministro de Economía y Finanzas, Alonso Segura, inyectó USD4 mil millones adicionales, lo que equivale a alrededor de 2% del PIB.

El arsenal de medidas fiscales del gobierno incluyen una renovada inversión pública, un mayor gasto en salud y educación, bonos para los empleados públicos y rebajas tributarias para personas, empresas y combustibles. Sin embargo, algunos creen que el gobierno, cuyos niveles de aprobación han sufrido altos y bajos en el último año, está buscando medidas que mejorarán su imagen.

En cualquier caso, Perú puede darse el lujo de ser fiscalmente generoso. Según la agencia calificadora de riesgo Fitch, los planes para rebajar los impuestos y aumentar el gasto no socavarán sus finanzas, gracias a su posición de deuda relativamente baja, sólidos colchones financieros y prudente manejo fiscal durante los últimos años. De hecho, luego de tres años de superávit, la deuda general del gobierno se ubica en solo 19,7% del PIB, mientras que su salud fiscal se ve aún más apuntalada por sólidos depósitos gubernamentales y un fondo de estabilización de USD9 mil millones.

Reforma estructural

Sin embargo, algunos analistas se preguntan si el enfoque del gobierno en medidas fiscales ignora problemas más importantes, sobre todo en el sector minero. Rómulo Mucho, consultor y ex ministro subrogante de Energía y Minas, atribuye el declive en la inversión minera (que se estima cayó 15% interanual a unos USD8,5 mil millones en 2014) a conflictos sociales, falta de financiamiento y un exceso de burocracia. La inversión en exploración minera también empeoró, al registrar un declive interanual de 40%.

Varios proyectos han sido postergados debido a protestas en los últimos años, incluyendo Minas Conga de Newmont Nining, por USD4,8 mil millones; Tía María de Southern Copper, por USD1,4 mil millones; y Cañariaco de Candente, por USD1,5 mil millones. De no ser por las demoras, el proyecto Conga hubiera significado unos USD1,2 mil millones anuales en inversiones, que hubieran tenido un positivo impacto económico y evitado la necesidad de implementar las actuales medidas, agregó Mucho.

Julio Velarde, presidente de la BCRP, también reconoció la importancia de las reformas estructurales, incluyendo la corrección de las ineficiencias burocráticas. Velarde destacó la reforma a la ley laboral como otra medida necesaria para controlar la creciente economía informal.

Mantén la calma e invierte

Pese a los desafíos, se espera que arranque un gran número de proyectos durante los próximos dos años. En el sector minero, la china MMG anunció que lanzará su proyecto cuprífero Las Bambas en 2016, tras algunas demoras. Shougang Corp tiene programado gastar USD1,5 mil millones para expandir su mina de acero Marcona, en la costa del Pacífico. Bear Greek Mining invertirá USD750 millones en una mina de plata en el sudeste.

A fines de 2014, el canadiense Scotiabank anunció un acuerdo por USD295 millones para comprar las operaciones peruanas de Citibank, mientras que el CEO del grupo en Perú, Carlos González-Taboada, destacó que “sin duda” la firma está dispuesta a realizar otra adquisición en el país. En el frente europeo, el español Banco Sabadell piensa ingresar a Perú en 2015, mientras que la española Telefónica invirtió USD600 millones en infraestructura de telecomunicaciones en 2014, en línea con su plan de inversiones entre 2014 y 2016, por un total combinado de USD1,8 mil millones.

Mejores días en el horizonte

Las políticas económicas del gobierno están recibiendo un entusiasta apoyo internacional. La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, alabó al Presidente Ollanta Humala por sus “sólidas políticas macroeconómicas” en una reciente visita al país. Perú es también el anfitrión de la cumbre anual del Grupo del Banco Mundial en octubre de 2015, lo cual sugiere que la confianza internacional se mantiene.

Más aún, en el marco de un acuerdo firmado en diciembre, Perú adoptará medidas clave durante los próximos siete años para convertirse en el cuarto miembro latinoamericano de la OCDE.

En casa, la Cámara de Comercio de Lima también se muestra optimista frente a 2015, pronosticando un crecimiento de 4,8% del PIB gracias a los mejores panoramas para los sectores minero e industrial, que se espera expandirán 5,1% y 4,7% respectivamente. La Cámara también vaticina un sólido desempeño del sector constructor este año, creciendo 7,6%, como también un crecimiento de 5,2% en las ventas minoristas y 5,5% en servicios.

 

 

Peru Year in Review 2014

En Español

Although Peru’s economy lost some of its sparkle over the course of 2014, the slowdown appears to be under control, with the government enacting sizeable fiscal stimulus packages to position the country for recovery in 2015.

According to estimates from the Central Bank (Banco Central de Reserva del Perú, BCRP), 2014 GDP growth will stand at 3.1% – in line with analyst expectations but just under half the level seen in 2013.

The deceleration comes after average annual growth of 6.7% since 2010, making Peru one of the fastest-growing economies in Latin America. While full-year figures have yet to be released, the third quarter of 2014 saw 1.8% year-on-year (y-o-y) GDP growth, with economic activity in the 12 months through October 2014 up 3.5%.

There is little mystery surrounding the root cause of the slowdown. After riding high on the global commodities boom, lower export prices for key metals and minerals have taken their toll, with metal export revenues down 21% to $13.9bn in the first nine months of the year on lower copper and gold sales according to official data.

Falling oil prices have also had an impact, as the mining and hydrocarbons sectors account for a combined 13.5% of GDP and 67.5% of exports.

Fiscal strength

The government has responded by actively injecting money into the economy to limit the downturn. During the course of the year, four fiscal stimulus packages were implemented. The most recent – announced in November by economy and finance minister Alonso Segura – saw an injection of a further $4bn, equivalent to about 2% of GDP.

The government’s arsenal of fiscal measures include renewed public investment, higher health and education spending, bonuses for public sector employees, and corporate, personal and fuel tax cuts. However, some believe the government, which has struggled with zigzagging approval ratings throughout the year, is resorting to measures which will improve its public image.

In either event, Peru can afford to be fiscally generous. According to credit ratings agency Fitch, plans to lower tax rates and increase spending are not likely to undermine its finances thanks to the its relatively low debt position, strong financial buffers and prudent fiscal management over recent years. Indeed, after three years of surpluses, general government debt stands at just 19.7% of GDP, while its fiscal health is further bolstered by solid government deposits and a $9bn stabilisation fund.

Structural reform

However, some analysts question whether the government’s focus on fiscal measures ignores larger issues, particularly within the mining sector. Rómulo Mucho, a consultant and former deputy minister of energy and mines, blames social conflicts, a lack of financing and excessive bureaucracy for the decline in mining investment – down an estimated 15% y-o-y to around $8.5bn in 2014. Mining exploration investment was also worse for wear, witnessing a nearly 40% y-o-y decline.

Protests have delayed many projects in recent years, including Newmont Mining’s $4.8bn Minas Conga; Southern Copper’s $1.4bn Tía María; and Candente’s $1.5bn Cañariaco. If not for the delays, the Conga project would have yielded roughly $1.2bn in annual investment, which would have had a positive economic effect and precluded the need for the current stimulus measures, added Mucho.

Julio Velarde, president of the BCRP, has also acknowledged the importance of structural reforms, including redressing bureaucratic inefficiencies. Velarde highlighted labour law reform as another measure needed to control the expanding informal economy.  

Keep calm and invest

Despite the challenges, a large number of projects are expected to start over the next two years. In the mining sector, China’s MMG has indicated that its $10bn Las Bambas copper project will launch in 2016, albeit after some delays. Shougang Corp is spending $1.5bn to expand an iron mine at Marcona on the Pacific Coast. Bear Greek Mining is investing $750m in a silver mine in the south-east.

In late 2014 Canada’s Scotiabank announced a $295m agreement to buy Citibank’s Peruvian operations, with the group’s CEO in Peru, Carlos González-Taboada, noting that the firm is “without a doubt” willing to make another acquisition in Peru.  On the European front, Spain’s Banco Sabadell is planning to enter Peru in 2015, while Spain’s Telefónica invested $600m on telecoms infrastructure in 2014 – on track to meet its 2014-16 investment plan, worth a combined $1.8bn.

Better days ahead

The government’s economic policies are receiving enthusiastic international support. IMF head Christine Lagarde praised President Ollanta Humala for the: “solid macroeconomic policies” on a recent visit to the country.  Peru is also the host for the annual World Bank Group meeting in October 2015 suggesting continued international confidence.

Furthermore, pursuant to a deal signed in December, Peru will be adopting key compliance measures over the next seven years to become the fourth Latin American member of the OECD.

At home, the Lima Chamber of Commerce is similarly optimistic about 2015, forecasting 4.8% GDP growth on brighter outlooks for the mining and manufacturing sectors, at 5.1% and 4.7%, respectively. The chamber also predicts strong construction sector performance in the year ahead, at 7.6%, as well as 5.2% growth in retail sales and 5.5% for services.    

Read Next:

In Peru

Los planes de Perú para aumentar las exportaciones agrícolas

Los funcionarios de agricultura del Perú estiman que las exportaciones de ese sector continuarán creciendo significativamente durante los próximos años, debido al aumento de la demanda de los...

In Economy

Trinidad and Tobago emerges from recession with increased energy...

Stronger energy revenues, improved tax collection and a solid performance in the non-oil sector should combine to deliver Trinidad and Tobago’s first annual GDP growth since 2015, according to...

Latest

Tracking Saudi Aramco’s multibillion-dollar IPO move

Saudi Aramco has listed shares on the Saudi Stock Exchange (Tadawul) in the world’s biggest-ever initial public offering (IPO). Shares began trading on December 11, and Saudi Aramco’s stock rose...