Revisión del año 2013 en Panamá

Text size +-
Recommend

In English

Un robusto gasto público así como los flujos de inversión extranjera contribuyeron a dar un impulso a la economía de Panamá durante el año 2013, con un incremento del PIB del 8% según estimaciones preliminares. Entre los principales motores del crecimiento estuvieron el sector de la construcción, el cual sigue beneficiándose del plan de inversión en infraestructura del presidente Ricardo Martinelli y la industria de los servicios empresariales.

Se prevé que el gasto público seguirá siendo alto durante el primer semestre de 2014, a medida que la ampliación del Canal de Panamá proporcione un nuevo impulso a la economía. Sin embargo, desde el mes de enero el mega- proyecto se encuentra en el limbo, pues el Estado se ha mostrado en desacuerdo con los sobrecostos generados por las empresas encargadas de la construcción.

Potencial obstruido

Se espera que gracias a la expansión del Canal, iniciada en el año 2007 con un costo proyectado de US$ 5.3 mil millones y una fecha de finalización estimada para el 2015, la capacidad de la vía acuática se incremente en aproximadamente el doble de su tamaño, aumentando a su vez los ingresos del Estado y, en términos generales, proporcionando un estímulo a la economía del país. El gobierno ha sugerido que la ampliación del Canal podría actuar particularmente como un trampolín para el sector logístico, que aumentaría su contribución al PIB entre US $ 600 a 1000 millones y agregaría 30.000 nuevos puestos de trabajo para el año 2020. Sin embargo, estos beneficios económicos se encuentran en riesgo, por lo menos en el corto plazo.

A partir de noviembre la Autoridad del Canal de Panamá ha estado en conversaciones con el consorcio europeo encargado de la construcción del proyecto. Un sobrecosto de US $ 1.6 mil millones está de por medio. Para la tercera semana de enero no se había llegado a ningún acuerdo y los trabajos en la ampliación del canal continúan su marcha a solo un 25-30 % de su capacidad normal. De acuerdo con Associated Press, muchos expertos afirman que el consorcio subestimó de manera significativa los costos del proyecto en la presentación de su oferta inicial, la cual estuvo US$ 1000 millones por debajo de la propuesta presentada por la firma norteamericana Bechtel. Hacia finales del mes de enero, no está claro todavía cómo se resolverá la disputa y cuándo se darían por concluidos los trabajos en el canal.

Fuerza en profundidad

A pesar de los retrasos en la entrega del Canal, el país cuenta con otros motores de crecimiento que estarían en condiciones de sostener la economía, incluso si el proyecto de ampliación del canal se retrasa considerablemente. El desarrollo de la infraestructura es un factor importante, pues el presidente Martinelli prometió en 2010 que destinaría US$20.000 millones durante sus cuatro años de mandato hacia la construcción de puertos, la ampliación de los aeropuertos y la realización de otras mejoras necesarias para atraer a los inversores extranjeros. Para el año 2010, US$ 20 mil millones representaban el 74% del PIB.

Las inversiones en infraestructura se han traducido en mayor trabajo para los contratistas. Si bien las cifras generales del año 2013 no se encuentran disponibles todavía, según la agencia de estadísticas del gobierno, el sector de la construcción creció en un 25 % anual durante el segundo trimestre. Dicho incremento fue el resultado de los trabajos llevados a cabo en el nuevo sistema de metro de Ciudad de Panamá, equivalente a US$ 1.500 millones.

La industria minera fue otra importante área de actividad para el 2013, principalmente como resultado de la explotación actual de una mina de cobre de US$ 6.2 mil millones. Se cree que el proyecto, ubicado en la costa Atlántica, es el mayor depósito de cobre sin explotar en el mundo y se espera que produzca 300.000 toneladas de cobre al año (equivalentes a US$ 2.2 mil millones en precios actuales), luego de que los envíos comiencen en el año 2016.

Entretanto, el sector de los servicios empresariales sigue siendo la columna vertebral de la economía al representar casi las tres cuartas partes del PIB. Los principales componentes del sector servicios son las operaciones y la logística relacionada con el Canal de Panamá, la banca, la administración de la Zona Libre de Colón, los seguros y el registro de buques.

Algunas de estas industrias de primera línea fueron modernizadas en el 2013, en parte para preparar al país para la ampliación del Canal. A la Zona Libre de Colón, ubicada en el lado Atlántico del Canal, le fueron añadidas 114 hectáreas para incrementar su capacidad de almacenamiento. Hacia el otro lado del Canal, prosiguió el desarrollo del Área Económica Especial Panamá Pacifico, la cual ha atraído a las oficinas de empresas como Dell, 3M y Citibank.

El sector bancario será sometido a un novedoso proceso modernización en 2014, cuando la Ley de Cumplimiento Tributario de Cuentas Extranjeras de Estados Unidos (FATCA) sea implementada. A partir de julio los bancos panameños y otras instituciones financieras fuera de los EE.UU., deberán entregar información sobre las cuentas de los estadounidenses que presenten un valor superior a los US$ 50.000 al Servicio de Impuestos Internos de EE.UU. Los bancos que no cumplan con estos términos estarán sujetos a una retención del 30% sobre su renta en Estados Unidos. Si bien se trata de una medida en contra de la evasión de impuestos, se espera que el FATCA no afecte el atractivo de Panamá como centro financiero regional o como un país objetivo para la inversión extranjera.

Panamá sigue superando el crecimiento de los demás países de la región y de América Latina en términos generales. Sin embargo, aún persisten algunas preocupaciones acerca de los motores de crecimiento tras la finalización en 2014 del plan plurianual de inversiones de Martinelli. Frank de Lima, ministro de Hacienda, afirma que el próximo gobierno deberá tener la capacidad para destinar un agregado de US$ 17 mil millones para inversiones adicionales, cifra que deberá estar en condiciones de impulsar el crecimiento tanto si el proyecto de ampliación del canal es puesto de nuevo en marcha como si no.

 

Panama Year in Review 2013


Robust public spending and foreign investment inflows helped boost Panama’s economy in 2013, with GDP rising by 8%, according to preliminary estimates. Among the major drivers of growth were the construction sector, which continues to benefit from President Ricardo Martinelli’s infrastructure investment plan, and the business services industry.

Government expenditures are set to remain high through the first half of 2014, while the Panama Canal expansion will provide a further boost to the economy. However, as of January, the mega-project was in limbo, with the state at odds with construction firms over cost overruns.

Delayed potential

The canal’s expansion, which began in 2007 with a projected cost of $5.3bn and an end-date of 2015, is set to roughly double the waterway’s capacity, boosting state revenues and more generally providing an economic stimulus. The government has suggested that the enlarged canal could act as a springboard for the logistics sector in particular, boosting its contribution to GDP by $600m-1bn and adding 30,000 new jobs by 2020. However, these economic benefits are at risk, at least in the near term.

Since November, the Panama Canal Authority has been engaged in talks with the European construction consortium responsible for the project. At issue is a $1.6bn cost overrun. By the third week of January no agreement had been reached, and work on the expansion continued at 25-30% of normal capacity. According to the Associated Press, many experts say the consortium significantly underestimated the costs of the project when it submitted its original bid, which was $1bn less than a proposal submitted by the US firm Bechtel. As of late January, it was unclear how the dispute would be settled and when work on the canal would be completed.

Strength in depth

Notwithstanding the delays, the country has other engines for growth, which should sustain the economy even if the canal expansion project is considerably delayed. The development of infrastructure is an important factor, with President Martinelli having promised in 2010 to spend $20bn over four years on building ports, expanding airports and making other necessary upgrades to attract foreign investors. In 2010, $20bn represented 74% of GDP.

Investments in infrastructure have meant more work for contractors. Overall numbers for 2013 are not yet available, but according to the government statistics agency, the construction sector expanded year-on-year by 25% in the second quarter. Growth was spurred by work on Panama City’s new $1.5bn metro system.

The mining industry was another important area of activity in 2013, mostly as a result of the ongoing development of a $6.2bn copper mine. The project, located on the Atlantic coast, is thought to be the largest undeveloped copper deposit in the world and is expected to produce 300,000 tonnes of copper annually (worth $2.2bn in today’s prices) after shipments begin in 2016.

Meanwhile, the business services sector remains the backbone of the economy, accounting for nearly three-quarters of GDP. The main components of the services sector are operations and logistics related to the Panama Canal, banking, administration of the Colón Free Trade Zone, insurance and flagship registry.

Some of these blue-chip industries were modernised in 2013, in part to prepare for the expansion of the canal. The Colón Free Zone, on the Atlantic side of the canal, added 114 hectares to expand its warehouse capacity. On the other side of the canal, development continued of the Panama Pacifico Special Economic Area, which has attracted offices of companies such as Dell, 3M and Citibank.

The banking sector will undergo modernisation of a different sort in 2014 when the US’s Foreign Account Tax Compliance Act (FATCA) is implemented. Beginning in July, Panamanian banks, and other financial institutions outside of the US, will be required to hand over information on Americans’ accounts worth more than $50,000 to the US Internal Revenue Service. Banks that fail to comply will be subjected to a 30% withholding tax on their US-based income. A tax evasion measure, FATCA is not expected to affect Panama’s attractiveness as a regional financial centre or as a target for foreign investment.

Panama continues to outpace the growth of other countries in the region, and throughout the wider Latin America area. However, some concerns remain about what will drive the economy after Martinelli’s multi-year investment plan ends in 2014. Frank de Lima, the finance minister, says that the next government should have the ability to set aside an additional $17bn for additional investments, a figure that should be able to drive growth whether or not the canal expansion project gets back on track.

Follow Oxford Business Group on Facebook, Google+ and Twitter for all the latest Economic News Updates. Or register to receive updates via email.

Read Next:

In Panama

Panamá da pasos hacia adelante en la educación técnica y profesional

Los recientes desarrollos en materia de educación técnica en Panamá hacen ver el compromiso del gobierno para disminuir la escasez de talento en el país....

In Economy

¿Qué pueden esperar los inversionistas del nuevo gobierno de Argentina?

Tanto empresas como inversionistas en Argentina anticipan cambios en la dirección de las políticas del gobierno, luego de las elecciones de octubre.

Latest

Tracking Saudi Aramco’s multibillion-dollar IPO move

In what is slated to be the world’s biggest-ever initial public offering (IPO), Saudi Aramco is moving ahead with listing shares on the Saudi Stock Exchange (Tadawul).