Perú: Evaluación del año 2012

Text size +-
Recommend

In English

Un reciente aumento en el pronóstico del crecimiento del PBI del Perú para el año 2012 reafirma la evolución económica de más de una década que ha tenido este país. A pesar de que las exportaciones de commodities disminuyeron durante el año, el aumento de las exportaciones no tradicionales y la creciente demanda doméstica sirvieron como mecanismos de crecimiento. Sin embargo, los retos claves para la expansión económica a futuro son la apreciación del sol y la continua debilitación de la exportación de materias primas.

A principios de diciembre, el Ministerio de Economía y Finanza elevó su pronóstico de crecimiento del PBI para el 2012 a 6,3%, ligeramente superior al 6,2% proyectado por el Banco Central apenas una semana antes. Gran parte de este crecimiento se puede atribuir a la fuerte demanda interna. Según un informe del cuarto trimestre del BBVA, uno los bancos más grandes del Perú, la venta de vehículos familiares nuevos, junto con la importación de bienes de consumo, han crecido a tasas de dos dígitos, mientras que la buena inversión también estuvo presente en el cemento y los bienes de capital importados.

Los analistas señalaron que la creciente demanda interna estuvo relacionada con la disminución del desempleo y al aumento de los niveles de ingresos en el Perú. El desempleo en Lima bajó a 6.2% entre agosto y octubre. Cada año disminuye un 1,1%, siendo el sector de la construcción un actor clave en la creación de nuevos puestos de trabajo.

El sueldo mínimo se elevó en junio de PEN650 (252,6 dólares) a PEN750 ($ 291,5). Entre febrero y abril, el salario promedio mensual en Lima aumentó un 13.8% en una comparación anual.

Apoyada por el crecimiento de la clase media del país, una tendencia al alza en la demanda de consumo se hace presente al mismo tiempo que las exportaciones peruanas de minerales básicos han sufrido un pequeño retroceso relacionado con la disminución de precios de los metales. En diciembre, la Asociación de Exportadores del país predijo que las exportaciones tradicionales, es decir, las exportaciones de materias primas, caerían un 7,1% en el año. Sin embargo, el fuerte crecimiento de 8,9% en las exportaciones no tradicionales ayudará a amortiguar el golpe. De esta manera, se espera que las exportaciones totales para el año solo caigan un 3,6%.

El Perú es hogar de una gran variedad de yacimientos minerales, sobretodo de cobre y oro, que junto con la plata, el zinc, el plomo, el hierro y el estaño, conforman el 60% de las exportaciones totales actuales. Las exportaciones de minerales del país se han incrementado drásticamente en los últimos años, pasando de $3.2 mil millones en el 2000 a $21.7 mil millones en el 2010, ello debido a que los proyectos mineros del Perú ganan rapidez.

Actualmente la industria minera se encuentra preparada para una mayor expansión, ya que el Ministerio de Energía y Minas (MEM) está a la espera de alrededor de $ 23 mil millones que se invertirán en el sector durante los próximos tres años. Mientras que el sector se prepara para una mayor actividad, aún existe interrogantes sobre cómo el país va a resolver el problema de los conflictos sociales y "salvajes", y los proyectos ilegales que continúan dañando la imagen de la industria. En ocasiones, estos problemas han provocado incidentes aislados de inestabilidad durante los últimos años.

Las operaciones ilegales de minería, que son un gran negocio en el Perú, también representan un desafío importante para el gobierno. Como era de esperar, el ofrecimiento del gobierno para imponer medidas represivas sobre las actividades mineras ilegales e informales ha sido recibido con enorme resistencia. Las protestas realizadas en marzo, donde las personas se manifestaron en favor de las actividades en la región sureste de Madre de Dios, se extendieron hasta la violencia dejando tres muertos y más de 30 heridos.

También hay otras preocupaciones, en general económicas: a pesar de un panorama positivo para el 2013, el Banco Central expresó su preocupación este año sobre la apreciación de la moneda peruana. El sol subió un 4,4% frente al dólar entre enero y octubre, y los economistas esperan que la tendencia continúe el próximo año.

La apreciación llega a pesar de los frecuentes y enérgicos esfuerzos del Banco Central por intervenir en los mercados de divisas. Según el informe del BBVA, las intervenciones de cambio de divisas en el último año ascendieron a $12 mil millones, o el 25% de las reservas internacionales del Perú en el 2011.

La apreciación del sol ha servido para fomentar los préstamos en dólares, los prestatarios esperan que el aumento del valor del sol pague la deuda de una forma más factible en el largo plazo. Además, la disminución de las tasas de interés de los préstamos denominados en dólares está proporcionando a los consumidores un incentivo adicional para la búsqueda de préstamos en la moneda.

Los préstamos al consumidor denominados en dólares fueron ofrecidos a una tasa de interés promedio de 23,65% a principios de diciembre, en comparación con el 38,7% para los denominados en soles. Del mismo modo, las hipotecas denominadas en dólares tuvieron una tasa de interés promedio de 8,04%, mientras que los denominados en soles se encontraban en 8,81%.

Sin embargo, la tasa de dolarización de los activos se ha reducido y revertido significativamente en la última década, pasando de un 80% de ahorros y otros depósitos en el 2002 a alrededor de un 40% en la actualidad. Mientras que los ahorros y los depósitos en dólares podrían seguir cayendo, es probable que la demanda de créditos denominados en dólares siga siendo alta si las tasas de interés se mantienen bajas.

A la luz del fracaso de las políticas intervencionistas para frenar la apreciación del sol, algunos líderes públicos han sugerido conceder los fondos de pensiones para invertir más de su equilibrio a nivel internacional. En la actualidad, sólo se puede invertir en el extranjero hasta un 30% de los fondos totales de los fondos de pensiones. La discusión de aumentar la capacidad de los fondos de pensiones para invertir en el extranjero, así como una serie de otras reformas relacionadas con los fondos de pensiones, ha sido un tema particularmente polémico en el país durante el 2012.

Mientras que la debilidad en las exportaciones de materias primas puede continuar, dependiendo de los resultados económicos de China, primer socio comercial del Perú, el país espera cada vez más que la creciente demanda de la clase media y las exportaciones no tradicionales impulse la economía. El crecimiento de 6,3% en el PBI previsto por el Ministerio de Economía y Finanza no es tan alto como el 6,9% visto en el 2011, pero es probable que asegure el lugar del Perú como uno de los mejores actores económicos de América Latina del año.

 

Peru: Year in Review 2012

A recent increase in Peru’s GDP growth forecast for 2012 affirms the country’s more than decade-long trend of economic expansion. While commodity exports slowed over the year, increases in non-traditional exports and surging domestic demand served as new growth mechanisms. However, key challenges to economic expansion going forward are the appreciation of the sol and continued weakness in the export of raw materials.

In early December, the Ministry of Economy and Finance upgraded its outlook for 2012 GDP growth to 6.3%, marginally higher than the 6.2% projected by the Central Bank only the week before. Much of this growth can be attributed to strong domestic demand. According to a fourth-quarter research report from BBVA, one of Peru’s largest banks, sales of new, family-sized vehicles, together with imported consumer goods, have been growing at double-digit rates, while healthy investment was also witnessed in cement and imported capital goods.

Analysts noted that growing domestic demand was linked to falling unemployment and rising income levels in Peru. Unemployment in Lima dropped to 6.2% between August and October, down 1.1% year-on-year (y-o-y), with the construction sector playing a key role in creating new jobs.

The minimum wage was raised in June to PEN750 ($291.5) from PEN650 ($252.6). Between February and April, the average monthly salary in Lima rose 13.8% in a yearly comparison.

Supported by growth in the country’s middle class, an upward trend in consumer demand comes at the same time Peru’s staple mineral exports have suffered a small setback linked with declining metal prices. The country’s Association of Exporters predicted in December that traditional exports, meaning exports of raw materials, would fall 7.1% over the year. However, strong growth in non-traditional exports of 8.9% will help soften the blow, and overall exports for the year are expected to fall only 3.6%.

Peru is home to a diverse range of mineral deposits, led by copper and gold, which, together with silver, zinc, lead, iron and tin, make up 60% of current total exports. The country’s mineral exports have risen dramatically in recent years, from $3.2bn in 2000 to $21.7bn in 2010, as Peru’s mining projects gather pace.

The mining industry now stands poised for further expansion, with the Ministry of Energy and Mines (MEM) expecting around $23bn to be invested in the sector over the next three years. While the sector is bracing itself for heightened activity, questions still remain about how the country will address the problem of social conflicts and “wildcat”, illegal projects that continue to damage the industry’s image. These issues have in recent years sometimes led to isolated incidents of instability.

Illegal mining operations, which spell big business in Peru, also pose a major challenge for the government. Unsurprisingly, the government’s bid to impose crackdowns on illegal and informal wildcat mining activities has been met with huge resistance. Protests held in March, where campaigners were rallying in favour of activities in the southeastern Madre de Dios region, spilled over into violence that left three dead and more than 30 wounded. There are other, wider economic concerns as well: despite a generally positive outlook for 2013, the Central Bank expressed concern this year about the appreciation of Peru’s local currency. The sol gained 4.4% against the dollar between January and October, with economists expecting the trend to continue next year.

Appreciation comes despite frequent and aggressive efforts from the Central Bank to intervene in currency markets. According to the BBVA report, foreign exchange interventions over the last year totalled $12bn, or 25% of Peru’s international reserves in 2011.

The sol’s appreciation has served to encourage the taking out of loans in dollars, with borrowers hoping that the rising value of the sol will make repaying the debt more affordable in the long run. Additionally, lower interest rates on dollar-denominated loans are providing consumers with an added incentive for seeking out loans in the currency.

Consumer loans denominated in dollars were being offered at an average interest rate of 23.65% in early December, compared to 38.7% for those denominated in sols. Similarly, home mortgages denominated in dollars had an average interest rate of 8.04% while those denominated in sols were at 8.81%.

However, the rate of dollarisation of assets has slowed and reversed significantly over the last decade, dropping from 80% of savings and other deposits in 2002 to around 40% today. While savings and deposits in dollars could keep falling, demand for credit denominated in dollars is likely to remain high if interest rates stay low.

In light of the failure of interventionist policies to stem the sol’s appreciation, some public leaders have suggested allowing pension funds to invest more of their balance internationally. At present, pension funds can only invest up to 30% of their total holdings overseas. Discussion of increasing pension funds’ capacity to invest abroad, as well as a host of other pension fund-related reforms, has been a particularly hot topic in the country throughout 2012.

While weakness in raw materials exports may continue, pending the economic performance of China, Peru’s primary trading partner, the country is increasingly looking to surging demand from the middle class and non-traditional exports to push the economy forward. The 6.3% GDP growth predicted by the Ministry of Economy and Finance is not as high as the 6.9% seen in 2011, but it is likely to secure Peru’s spot as one of Latin America’s top economic performers for the year.

Read Next:

In Peru

Los planes de Perú para aumentar las exportaciones agrícolas

Los funcionarios de agricultura del Perú estiman que las exportaciones de ese sector continuarán creciendo significativamente durante los próximos años, debido al aumento de la demanda de los...

In Economy

Beligh Ben Soltane, Chairman, Tunisian Investment Authority (TIA)

What are the expected implications of Law No. 47 of 2019, which was adopted in April 2019 to improve the business and investment climate?

Latest

Beligh Ben Soltane, Chairman, Tunisian Investment Authority (TIA)

What are the expected implications of Law No. 47 of 2019, which was adopted in April 2019 to improve the business and investment climate?