México: Esfuerzos a favor de mejores ingresos en el comercio internacional

Text size +-
Recommend

In English

A pesar de una ligera reducción en los índices de crecimiento durante el segundo semestre del año y la preocupación ante una excesiva dependencia al mercado de los EE.UU., la economía de México creció aproximadamente en un 4% durante 2012, según cifras de la secretaría de Finanzas.

El débil crecimiento de EE.UU., que ciertamente contribuyó a la recesión de México en 2009, también desempeñó un papel importante en la desaceleración del año pasado, situando así en primer plano la necesidad de seguir buscando nuevos socios comerciales.

El Banco Central de México ha previsto un incremento del PIB que oscila entre el 3% y el 4% para el 2013, con el comercio internacional conservando su lugar como componente esencial de la economía. Tanto las importaciones como las exportaciones representan alrededor del 60% del PIB de México, con la exportación de productos manufacturados orientada a atraer una considerable inversión, en gran parte debido a competitivos costos laborales, ubicación e incentivos.

Los productos manufacturados representaron la mayor parte de las exportaciones durante el año anterior, con información preliminar del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, INEGI, que revela un total del 81.6% representado por este sector hacia el mes de agosto de 2012. En este contexto, las exportaciones de petróleo ocupan el segundo lugar, con un total del 13.4%.

Si bien México ha presentado un considerable interés en disminuir su dependencia al mercado de EE.UU. y evitar así el sometimiento a los ritmos de crecimiento de la mayor economía del mundo, las cifras del INEGI indican que el grueso de las exportaciones, alrededor del 80.5%, estuvieron dirigidas hacia su vecino del norte en 2012.

Los pronósticos del FMI para el 2013, no obstante, suponen un ligero alivio para México en la medida en que prevén que el crecimiento de Estados Unidos se mantendrá estable en torno al 2%. Según datos de la Oficina de Análisis Económicos de EE.UU., la economía norteamericana creció el 1.8% en 2011 y el 2.2% durante el 2012, luego de batallar con una recesión de dos años entre el 2008 y el 2009.

Las cifras también revelan que el interés de EE.UU. por los productos manufacturados en México se fortaleció en 2012. Sin embargo, las exportaciones industriales se redujeron en el 7.9% en enero de 2013 con respecto al mes anterior, lo cual ha llevado a diversos analistas a sugerir que la demanda interna jugará un papel cada vez más importante en el impulso del sector durante el presente año.

La proximidad de México con los Estados Unidos y el acceso privilegiado que ello representa en el marco del Acuerdo de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN) han puesto de relieve el desafío que el gobierno enfrenta con respecto a la diversificación de sus socios comerciales, esto a pesar de contar con la posibilidad de construir una gran cantidad de alianzas. La Secretaria de Economía aseveró que México ha firmado 12 acuerdos de libre comercio (TLC) con 44 países, así como 28 Acuerdos de Promoción Protección e Inversión recíproca (RIPPA) y nueve acuerdos comerciales de "alcance parcial".

Se espera que los esfuerzos por ampliar los lazos comerciales de la economía mexicana se centren en América Latina y Asia, teniendo en cuenta los importantes marcos de trabajo establecidos y el potencial de crecimiento en ambas regiones. El país ha puesto en evidencia su intención de avanzar en dicha dirección desde 2012, cuando fue firmada la Alianza del Pacífico, cuyo objetivo es reducir los aranceles comerciales entre Perú, Chile, México y Colombia. México también participa en las negociaciones a gran escala que se están llevando a cabo con el Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPSEP, por sus siglas en inglés), aunque la presencia de economías más grandes, como los EE.UU., Australia y Japón, probablemente demorarán el proceso de cierre del acuerdo.

Aunque México continúa esforzándose por ampliar su espectro de socios comerciales, el sector manufacturero ha presentado un crecimiento significativo durante la última década, particularmente en todo lo atinente a la industria automotriz. Las estimaciones indican que dicha industria atrajo a más de US$ 5 mil millones en 2012, con Nissan, Ford, Volkswagen y Mazda decididos tanto a establecer nuevas bases como a ampliar sus instalaciones de fabricación existentes.

El sector automotriz representó el 17.4% del total de las exportaciones para el 2011, elevándose al 18.9% durante los primeros ocho meses de 2012. La industria ocupa así el segundo lugar detrás de las exportaciones del sector de la electrónica, el cual constituyó el 20.4% de las exportaciones mexicanas en 2011 y el 20.1% hasta agosto de 2012, según información suministrada por el INEGI.

Las exportaciones en el sector de la aviación también reportaron un crecimiento de dos dígitos en un promedio del 18.6% entre 2006 y 2011, según La Secretaría de Economía. En 2011, las exportaciones de la aviación alcanzaron los US$ 4.3 mil millones, lo que representa el 13.8% del total de las exportaciones. Las cifras reflejan el progreso realizado por México en el objetivo de atraer el interés de la industria aeroespacial, la cual le está contribuyendo al país a elevar la cadena de valor. En 2020, el país espera que las exportaciones aeronáuticas presenten un aumento cercano a tres veces su valor actual, un equivalente a US$ 12 mil millones, los cuales otorgarían a la industria aeroespacial mexicana un lugar en la lista de los 10 más importantes a nivel mundial.

Si bien el TLCAN ha presentado un buen desempeño para México durante los últimos 15 años, se espera que los esfuerzos por ampliar el espectro de socios comerciales genere una base más equilibrada en la que el país pueda proseguir con el crecimiento de su industria manufacturera y otras industrias orientadas a la exportación. A través de la adquisición de una red más amplia de socios comerciales, México también podrá reducir su exposición a la situación económica de la comunidad internacional, en particular a la de los Estados Unidos.

 

Mexico: Efforts to broaden international trade gain pace

Despite a slight easing of growth in the second half of the year and concerns about an over-reliance on the US market, Mexico’s economy expanded at around 4% in 2012, according to figures from the Ministry of Finance.

Weak US growth, which contributed to Mexico’s recession in 2009, also played a key part in last year’s deceleration, highlighting the need to continue to seek out new trading partners.

The Central Bank of Mexico has forecast GDP growth of between 3% and 4% in 2013, with international trade set to retain its place as a vital component of the economy. Together imports and exports to make up around 60% of Mexico’s GDP, with export-oriented manufacturing attracting significant investment, largely due to competitive labour costs, location and incentives.

Manufactured goods made up the lion’s share of exports last year, with preliminary data from the National Institute of Statistics, Geography and Informatics (Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, INEGI) showing they accounted for 81.6% of the total through August 2012. Exports from oil came a distant second, totalling 13.4%.

While Mexico has been keen to reduce its dependence on the US market and avoid a reliance on growth in the world’s largest economy, figures from INEGI indicate the bulk of exports - 80.5% - went to its northern neighbour in 2012.

Mexico can take some comfort from the IMF’s forecasts for 2013, which predict US growth will remain stable at around 2%. The US economy expanded 1.8% in 2011 and 2.2% in 2012, according to data from the US Bureau of Economic Analysis, after struggling with a two-year recession through 2008 and 2009.

Figures also show that the US appetite for Mexico’s manufactured goods was strong in 2012. However, manufactured exports were down 7.9% in January 2013 compared to the previous month, prompting analysts to suggest domestic demand will play a bigger role in pushing the sector forward this year.

Mexico’s proximity to the States and the privileged access afforded to it under the North American Free Trade Agreement (NAFTA) have heightened the challenge the government faces in diversifying its trading partners, although it has plenty of partnerships to build on. The Ministry of the Economy said Mexico had signed 12 free trade agreements (FTAs) with 44 countries, together with 28 reciprocal investment promotion and protection agreements (RIPPAs) and nine “partial scope” trade agreements.

Efforts to expand Mexico’s trade ties are expected to focus on Latin America and Asia, given the key frameworks already in place and the potential for growth in both regions. The country signalled its intent to move in this direction in 2012 when it signed the Pacific Alliance, which aims to reduce trade tariffs between Peru, Chile, Mexico and Colombia. Mexico is also taking part in ongoing negotiations with the broader Trans-Pacific Strategic Economic Partnership (TPSEP), although the presence of larger economies, such as the US, Australia and Japan, is likely to lengthen the process for finalising an agreement.

While Mexico is still working towards broadening its range of trading partners, it has added significant value to its manufacturing sector over the past decade, particularly in the automotive industry. Estimates indicate the industry attracted more than $5bn in 2012, with Nissan, Ford, Volkswagen and Mazda all opting to either set up new bases or expand their existing manufacturing facilities.

The automotive segment accounted for 17.4% of total exports in 2011, rising to 18.9% for the first eight months of 2012. The industry places second for exports behind the electronics segment, which made up 20.4% of Mexico’s exports in 2011 and 20.1% through August 2012, according to data from INEGI.

Exports for the aviation sector also notched up double-digit growth at an average of 18.6% between 2006 and 2011, according to the Ministry of the Economy. In 2011, aviation exports reached $4.3bn, accounting for 13.8% of the total export basket. The figures reflect Mexico’s progress in attracting interest from the aerospace industry, which is helping it move further up the value chain. By 2020, the country hopes to increase aeronautic exports three-fold to $12bn, which would earn Mexico’s aerospace industry a place on the global top 10 list.

While NAFTA has worked well for Mexico during the past 15 years, efforts to broaden the range of trading partners are expected to produce a more balanced base on which the country can build up growth in manufacturing and other export-oriented industries. By acquiring a more diverse network of trading partners, Mexico should also reduce its exposure to the economic fortunes of the international community, particularly those of the US.

Read Next:

In Mexico

México busca ampliar su atractivo como destino turístico

La creación del nuevo Consejo de Promoción Turística y la creciente inversión en el estado de Quintana Roo, junto con el esfuerzo para expandir los enlaces aéreos directos desde los principales...

In Economy

The reforms behind Myanmar’s climb up the ease of doing business index

In an endorsement of ongoing efforts to reform the economy, Myanmar has been named one of the top-20 most-improved countries in the World Bank’s 2020 ease of doing business index.

Latest

What’s driving Abu Dhabi’s maritime logistics and trade growth?

Abu Dhabi has strengthened its position as a regional trade and logistics centre, with container traffic at the emirate’s Khalifa Port rising by 82.4% year-on-year in the first half of 2019.