México: Crecimiento de la industria aérea y automotriz

Text size +-
Recommend

Con un fácil acceso al mercado norteamericano y un número considerable de tratados de libre comercio (TLC) clave en la región, México está allanando el camino para la expansión de sus industrias de alta tecnología como parte de un plan para mejorar las operaciones a lo largo de la cadena productiva.

En particular, los sectores aéreo y automotriz están propiciando una inversión significativa por parte de los mayores actores de la industria global, produciendo un incremento tanto en la capacidad como en la producción que están llevando al alza a las exportaciones mexicanas.

Los bienes producidos por la industria automotriz representaron el 21.3% del total de las exportaciones durante el último año, generando así una cifra record de US$59.4bn, según la Asociación Mexicana de Industria Automotriz (AMIA), mientras se espera que las exportaciones de la industria de aviación alcancen un nuevo record en 2012 al llegar a US$4bn.

México tiene 12 TLC’s con 44 países y además ha firmado 28 Acuerdos de Promoción y Protección Recíproca (APPR), así como 9 Acuerdos de Complementación Económica y de Alcance Parcial en el marco de la Asociación de Integración Latinoamericana, según la Secretaría de Economía.

La industria automotriz, la cual representa alrededor del 3% del PIB, crece aceleradamente arrojando cifras record en la producción y exportación de vehículos ligeros.

Su fuerte desempeño viene luego de un periodo difícil para la industria, la cual se vio considerablemente afectada con las dimensiones de la crisis financiera global entre 2008 y 2009. México figura ahora como el octavo país entre los mayores productores de vehículos y quinto entre los exportadores. Además, el país es el principal proveedor de autopartes de los Estados Unidos y el segundo de Canadá en lo concerniente a los vehículos ligeros. En el primer trimestre de 2012, México produjo el 10.3% de todos los vehículos ligeros del mercado norteamericano.

La inversión continúa su flujo hacia el sector automotriz con más de US$5bn destinados para iniciativas en el sector o sectores afines a él durante el 2012. En julio de este año, Nissan comenzó la construcción de una planta de producción por US$2bn en Aguascalientes, la cual tendrá un tamaño de más del doble de la actual planta de producción. Se espera que la primera fase del complejo sea operacional para finales del 2013.

Así mismo el gigante de los automotores, Ford, anunció en marzo de 2012 que planeaba invertir US$1.3bn en la renovación de su Planta de Ensamble y Estampado de Hermosillo, mientras que Volkswagen y Mazda están listos para invertir US$800m y US$500m, respectivamente, en nuevos proyectos en Guanajuato.

En tanto que la producción automotriz continúa dominando la industria mexicana, el segmento aéreo se expande rápidamente sobrepasando el crecimiento anual en más del 20% con respecto a los últimos cinco años. Información suministrada por la Secretaría de Economía revela que la producción de aeronaves ha generado más interés en los inversores que cualquier otro sector de la economía mexicana, atrayendo US$33bn en inversiones para el país entre 1990 y 2009, lo que representa la mayor inversión en el sector a escala global.

Las exportaciones provenientes de la producción aérea alcanzaron US$3.27bn en 2010, marcando así un crecimiento anual del 29%, en tanto que el negocio productor de aeronaves presentó un crecimiento de más del doble entre 2006 y 2010, subiendo de 109 a 238.

México ocupa ahora el puesto número 12 a nivel mundial entre los mayores productores de aeronaves según la Asociación Industrial Aérea Mexicana, con muchas de las mayores compañías del mundo firmemente establecidas en el país. La canadiense Bombardier, la tercera mayor productora de aeroplanos, construyó una planta de fabricación en Querétaro en 2006, mientras que la estadounidense Cessna Aircraft Company abrió una planta durante el mismo año en Chihuahua. El país alberga además a una parte importante de productores de partes para Boeing y Airbus.

Mientras que la privilegiada posición geográfica de México y la relativamente barata mano de obra le dan una ventaja competitiva, el rostro cambiante de su industria además refleja el progreso del país en el direccionamiento de la producción lejos de operaciones productivas de baja tecnología. El país se encuentra ahora bien posicionado para expandir el sector de la manufactura industrial a largo plazo, respaldado por una fuerte inversión y un marco normativo sólido.

 

Mexico: Growing automotive and aircraft

With easy access to the US market and a sizeable number of key free trade agreements (FTAs) in place, Mexico is paving the way to expand its hi-tech industries as part of a broader bid to shift manufacturing operations further along the value chain.

The country’s automotive and aerospace segments in particular are generating significant investment from major global industry players, producing a rise in both capacity and production that is increasing Mexico’s exports.

Automotive goods made up 21.3% of all manufactured exports last year, generating a record $59.4bn, according to the Mexican Automotive Industry Association (AMIA), while exports from aviation manufacturing are also expected to hit a new high in 2012 by topping $4bn.

Mexico has 12 FTAs with 44 countries, and has also signed 28 Reciprocal Investment Promotion and Protection Agreements (RIPPAs), together with nine Economic Complementation and Partial Scope Agreements within the framework of the Latin American Integration Association, according to the Secretary of the Economy.

The automotive industry, which makes up around 3% of national GDP, is riding high, posting record figures for production and export of light vehicles in 2011.

Its strong performance comes on the back of a challenging period for the industry, which was hit hard at the height of the global financial crisis between 2008 and 2009. Mexico now ranks eighth in the world for vehicle manufacturing and fifth for exports. The country is also the number one supplier of automotive parts to the US and ranks second only to Canada as supplier of its light vehicles. In the first quarter of 2012, it produced 10.3% of all light vehicles for the US market.

Investment continues to flow into the automotive sector, with more than $5bn earmarked for automotive-related initiatives in 2012. In July this year, Nissan began constructing its $2bn manufacturing facility in Aguascalientes, which will be more than double the size of its current plant. The first phase of the complex is expected to be operational by the end of 2013.

Fellow automotive giant Ford announced in March 2012 that it planned to spend $1.3bn revamping its Hermosillo Stamping and Assembly Plant, while Volkswagen and Mazda are set to invest $800m and $500m, respectively, in new projects in Guanajuato.

While automotive manufacturing continues to dominate Mexico’s industry sector, the aerospace segment is also expanding rapidly, recording annual growth of more than 20% in the past five-year period. Data from the Secretary of the Economy shows that aircraft manufacturing has generated more interest from investors than any other sector of Mexico’s economy, bringing $33bn of funding into the country between 1990 and 2009, which marked the highest investment in the segment worldwide.

Exports from aviation manufacturing reached $3.27bn in 2010, marking a 29% year-on-year increase, while the number of aerospace manufacturing businesses in Mexico more than doubled between 2006 and 2010, rising from 109 to 238.

Mexico now ranks 12th globally for aerospace manufacturing, according to the Mexican Aerospace Industry Association, with several of the world’s largest companies firmly established in the country. Canada’s Bombardier, the world’s third-largest airplane manufacturer, set up a manufacturing facility in Querétaro in 2006, while US-based Cessna Aircraft Company opened a plant in the same year in Chihuahua. The country is also home to a raft of parts suppliers for Boeing and Airbus.

While Mexico’s advantageous geographical position and comparatively low-cost labour market give it a natural competitive advantage, the changing face of its industry also reflects the country’s progress in steering manufacturing away from low-tech operations. The country is now well placed to expand its industrial manufacturing sector long-term on the back of strong investment and a sound regulatory framework.

Read Next:

In Mexico

Guanajuato desarrolla técnicas de riego para impulsar las...

Los productores agrícolas del estado mexicano de Guanajuato buscan mejorar su sostenibilidad usando nuevas técnicas de irrigación y gestión del agua, para lo cual participan, junto con líderes...

In Industry

De nouvelles usines viennent stimuler le développement de l’industrie...

Le Maroc poursuit sa stratégie de développement des secteurs de l’aérospatiale et de l’aviation, souhaitant générer davantage de valeur ajoutée ; c’est dans ce cadre que s’inscrit la récente...

Latest

Dubai, the region’s financial hub, doubles down on fintech

A series of recent developments have underlined Dubai’s commitment to strengthening its position as a regional financial technology (fintech) leader.