La producción de automóviles de México alcanza nuevos máximos

Text size +-
Recommend

In English

Al parecer México irá contra las tendencias de crecimiento regional en 2016, impulsado por un crecimiento importante del sector manufacturero y por una producción récord de automóviles.

De acuerdo con un informe del Grupo Financiero Banorte, las economías de América Latina se enfrentan a un año difícil, lastradas por los bajos precios de las materias primas y las recesiones en Brasil y Venezuela. Sin embargo, dicho informe concluye que gracias al impulso que le ha brindado un sólido desempeño del sector industrial, se espera que México brille como uno de los principales motores de crecimiento de la región.

Banorte espera que el crecimiento del PIB se acelere desde el 2,3% estimado para 2015 hasta un 2,7% este año, gracias en parte a la contribución del 0,7% del sector industrial. El informe destaca que buena parte de la expansión estará liderada por el sector automotriz, que se está beneficiando de inversiones anteriores y de un resurgimiento de la demanda en los Estados Unidos.

Ventaja competitiva

México es una localidad bien establecida para la fabricación de automóviles y componentes, con varias de las marcas más importantes del mundo habiendo realizado ya fuertes inversiones en plantas a gran escala y yendo hacia delante con planes de expansión.

El país también se beneficia de una mano de obra calificada, costos laborales competitivos y buenas conexiones de transporte con los Estados Unidos, que es uno de los mercados de automóviles más importantes del mundo. Se espera que la venta de vehículos en los EEUU se incremente gracias a los precios más bajos de la gasolina, con la venta de vehículos deportivos (SUV) y camionetas aumentando un 10% en 2015, de acuerdo a datos de la empresa de rastreo de ventas Autodata.

Además, las reformas energéticas locales y el descenso de los precios del petróleo se han combinado para reducir los precios de la electricidad de México, generando consecuencias favorables para la industria local. De acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad, la empresa estatal de energía, se espera que los precios para los consumidores industriales disminuyan un 25-35% este año.

El fortalecimiento del dólar estadounidense también está beneficiando a los productores. El peso mexicano se depreció fuertemente en 2015, cayendo un 14,5% ante el dólar durante el año, lo que llevó a la baja de los costos en dólares.

En diciembre, la Reserva Federal de EEUU empezó un ciclo de contracción monetaria por fases que se espera que mantenga débil al peso este año, lo que asegura que las exportaciones mexicanas seguirán siendo atractivas.

Producción récord de autos

El sector industrial representa cerca del 36% del PIB mexicano, con el sector automovilístico abarcando un 3% el año pasado. Mientras que el sector industrial como un todo ralentizó su crecimiento del 2,6% en 2014 al 1% en 2015, arrastrado por las debilidades de los sectores de minería y construcción, el sector manufacturero se expandió un 2,9% durante el año.

Aunque este crecimiento es menor que el 3,9% experimentado en 2014, las previsiones sugieren que el segmento podría fortalecerse aún más en los próximos meses si la demanda de autos en los EEUU se mantiene elevada. Los EEUU tradicionalmente han representado más del 70% de las exportaciones de autos del país.

México produjo un récord de 3,4 millones de vehículos en 2015, de acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, (AMIA) reafirmando su posición como el fabricante de automóviles líder de América Latina, por delante de Brasil.

El volumen de producción creció un 5,6% en comparación con el año anterior, mientras que las exportaciones crecieron un 4,4%, alcanzando 2,76 millones de unidades. La asociación dijo que espera que la producción anual alcance las 5 millones de unidades en 2020.

La industria empezó en 2016 con pasos sólidos similares, con los números de la AMIA mostrando en enero un crecimiento anualizado en la producción y exportación de autos del 0,4% y 4,1%, respectivamente. Según la AMIA, México produjo 267.498 vehículos durante dicho mes y exportó 213.244 unidades, estableciendo nuevos máximos históricos para enero.

Aunque México actualmente está en la séptima posición en el ranking mundial de producción de vehículos, Randy Miller, líder sectorial de autos y transporte en la consultora EY, cree que podría sobrepasar a la India y ocupar el sexto lugar en 2016. México ya es el sexto exportador de autopartes más grande del mundo y la industria obtuvo un superávit comercial de cerca de US$ 50.000 millones el año pasado.

Sin embargo, es posible que en los próximos años los fabricantes mexicanos se enfrenten a una mayor competencia como resultado del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (Trans-Pacific Partnership, TPP).

El TPP reducirá las normas de origen al 45-55% y requerimientos de componentes de autos al 35-55%, dependiendo del método con el que se calcule, comparado con el mínimo de 62,5% establecido en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Esto podría significar que productos extranjeros más baratos, de fabricantes como Japón o Corea del Sur, puedan acceder a las cadenas de producción norteamericanas, poniendo así en jaque a la cuota de mercado de México.

A toda velocidad

Un acuerdo recientemente negociado con uno de los principales sindicatos de la industria automovilística de EEUU, United Auto Workers (UAW), también puede terminar siendo positivo para México.

De acuerdo con la firma estadounidense de investigación de mercados IHS Automotive, tres de las empresas involucradas en las negociaciones planean mover la producción de 320.000 autos a México y recortar la producción en los EEUU en 120.000 unidades durante los próximos tres años, en un intento para compensar los aumentos acordados de salarios y beneficios sanitarios para los trabajadores del UAW. El salario promedio en la industria automovilística mexicana se ubica alrededor de los US$ 5 por hora, lo que se compara con unos costos de hasta US$ 29 por hora en los EEUU.

Según informes, Ford está moviendo la fabricación de su Focus y C-Max Híbrido a México, y planea invertir US$ 2.500 millones en una planta de motores y transmisión. Mientras, Fiat Chrysler Automobiles iniciará la fabricación de un Jeep SUV en México, de acuerdo a informes de los medios de comunicación.

Mientras tanto, GM anunció a mediados de 2015 que canalizará US$ 5 mil millones a desarrollar una nueva gama de vehículos bajo la marca Chevrolet, dirigida a consumidores en mercados emergentes. La empresa planea fabricar y vender los vehículos en México, Brasil, India y China, con los modelos inaugurales a ser lanzados a finales de 2018 o principios de 2019.

 

 

Mexico’s auto production reaches new highs

En Español

Mexico looks set to buck regional growth trends in 2016, buoyed by strong manufacturing output and record-breaking automobile production.

According to a report by Grupo Financiero Banorte, Latin American economies are facing a tough year, weighed down by low commodity prices and recessions in Brazil and Venezuela. Mexico, however, is expected to shine as one of the principle engines of growth, the report concluded, driven by robust performance in the industrial sector.

Banorte expects the country’s GDP growth to accelerate from an estimated 2.3% in 2015 to 2.7% this year, thanks in part to a 0.7 percentage point boost from industry. Much of the expansion will be led by the automotive sector, the report said, which is benefitting from prior investment and resurgent demand in the US.

Competitive edge

Mexico is a well-established location for the manufacturing of automobiles and components, with several of the world’s foremost brands already heavily invested in large-scale plants and moving ahead with expansion plans.

The country also benefits from a skilled workforce, competitive labour costs and good transport links to the US, which ranks as one of the world’s largest markets for automobiles. Vehicle sales in the US are expected to rise on lower gasoline prices, with purchases of pick-ups and SUVs rising by around 10% in 2015, according to sales tracker Autodata.

Moreover, local energy reforms and the global oil glut have combined to reduce Mexico’s electricity prices, engendering favourable knock-on effects for local industry. According to the Federal Electricity Commission, the state power utility, tariffs for industrial consumers are expected to see a 25-35% drop this year.

The stronger US dollar is also benefitting producers. Mexico’s peso depreciated strongly in 2015, falling by 14.5% against the dollar over the course of the year and driving down costs in dollar terms.

In December the US Federal Reserve began a phased monetary tightening cycle that is expected to keep the peso weak this year, ensuring Mexican exports remain attractive.

Record auto output

The industrial sector contributes around 36% to Mexico’s GDP, with the automotive segment comprising roughly 3% as of last year.

While broader industry growth eased from 2.6% in 2014 to 1% in 2015, weighed down by weaker mining and construction activity, manufacturing expanded by 2.9% over the year.

Although down from the 3.9% growth recorded in 2014, forecasts suggest the segment could strengthen further in the coming months, provided US auto demand remains elevated. The US traditionally accounts for more than 70% of the country’s vehicle exports.

Mexico produced a record 3.4m vehicles in 2015, according to the Mexican Auto Industry Association (Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, AMIA), reaffirming its position as Latin America’s leading carmaker, ahead of Brazil.

Output was up 5.6% by volume over the previous year, while exports rose by 4.4% to reach 2.76m units. The association said it expects production to reach 5m units per year by 2020.

The industry began 2016 on similarly solid footing, with figures from the AMIA showing auto production and exports for January up 0.4% and 4.1% year-on-year, respectively. Mexico produced 267,498 vehicles during the month and exported 213,244 units, the AMIA said, setting new January records.

While Mexico currently ranks seventh in the world for vehicle production, Randy Miller, global auto and transport sector leader at consultancy EY, believes it could edge India to take sixth place in 2016. Mexico is already the sixth-largest global exporter of automotive parts and the industry posted a trade surplus of around $50bn last year.

However, Mexican manufacturers are also likely to face growing competition as a result of the Trans-Pacific Partnership (TPP) in the years ahead.

The TPP will reduce vehicle rules of origin to 45-55% and auto part requirements to 35-55%, depending on the calculation method, compared to the 62.5% minimum stipulated in the North American Free Trade Agreement. This could see cheaper foreign goods, from producers like Japan and South Korea, make their way into North American supply chains, challenging Mexico’s market share.

Full speed ahead

A recently negotiated agreement with one of the main US auto industry trade unions, United Auto Workers (UAW), could also prove positive for Mexico.

According to US-based market research firm IHS Automotive, three of the companies involved in the negotiations plan to move production of 320,000 cars to Mexico and cut US output by 120,000 units over the next three years, in a bid to offset agreed-upon increases in pay and health care for UAW workers. Average wage costs in the Mexican auto industry stand at around $5 per hour, compared to as much as $29 in the US.

Ford is reportedly moving production of its Focus and C-Max Hybrid passenger cars to Mexico, and plans to invest $2.5bn to build new engine and transmission plants, while Fiat Chrysler Automobiles will initiate production of a compact Jeep SUV in Mexico, according to media reports.

GM, meanwhile, announced in mid-2015 that it would channel $5bn into developing a new family of cars under the Chevrolet brand name, targeted at consumers in emerging markets. The company plans to manufacture and sell the vehicles in Mexico, Brazil, India and China, with the inaugural models to be rolled out in late 2018 or early 2019.

Oxford Business Group is now on Instagram. Follow us here for news and stunning imagery from the more than 30 markets we cover.

Read Next:

In Mexico

México incrementará capacidad de energía eólica en el marco de la...

Se espera que una nueva ronda de subastas aumente las oportunidades de inversión en el sector de energía renovable de México, con nuevos proyectos de energía eólica en marcha, dirigidos a duplicar...

In Industry

Chan Chun Sing, Singapore Minister for Trade and Industry

How do you assess the framework in place to facilitate the continuation of the ASEAN Smart Cities Network (ASCN) during 2019?

Latest

Myanmar: Year in Review 2019

Despite seeing solid growth, 2019 posed some challenges for Myanmar, as the country continued with plans to liberalise its economy.