El sector agrícola impulsa el crecimiento de la economía argentina

In English

La economía argentina recibió un estímulo muy necesario durante los primeros cinco meses del año a través del sector agrícola, el cual impulsó un aumento significativo de las exportaciones.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) muestran que entre enero y mayo de 2019 las exportaciones alcanzaron US$ 25.520 millones, un aumento interanual del 2,5%, mientras que las importaciones cayeron 28,7% en el mismo periodo

Según el INDEC, el aumento de las exportaciones se debió en gran parte a una mayor producción, pues los precios cayeron durante los primeros cinco meses del año.

Las exportaciones se mantuvieron particularmente fuertes en mayo, con un crecimiento de 16,5% interanual, mientras que las importaciones disminuyeron en un 28%. La balanza comercial estuvo conformada en su totalidad por 56,4% de exportaciones y 43,6% de importaciones.

Los productos de exportación que registraron el mayor crecimiento fueron la soja y sus derivados (17,4%) y combustible y suministros de energía, incluyendo gas licuado de petróleo, electricidad y combustibles gaseosos (9,5%). Otros productos que presentaron un buen desempeño fueron las fibras de algodón, las semillas oleaginosas y los frutos oleaginosos. En cuanto a la manufactura, las exportaciones de caucho y calzado también experimentaron un fuerte crecimiento.

Como resultado de esta expansión, el superávit comercial de Argentina creció significativamente, alcanzando 4.530 millones de dólares, su nivel más alto desde 2012.

El mercado asiático es clave para el éxito

China, que recibe tres cuartas partes del total de la producción de carne exportada por Argentina, es el segundo socio comercial más importante del país después de Brasil, así como el mayor importador de sus productos agrícolas.

De acuerdo con los datos del gobierno argentino, el comercio entre los dos países alcanzó un monto de US$ 16.280 millones en 2018, un aumento interanual del 18,2%. Las exportaciones de carne congelada a China aumentaron un 90,7% durante el primer trimestre de 2019, mientras que las exportaciones de carne a ese país se encuentran actualmente en su segundo nivel más alto en 24 años.

Indonesia, la economía más grande del sudeste asiático, es también un socio comercial de importancia creciente para Argentina.

De acuerdo con la Cámara Argentina de Comercios y Servicios, en 2018 las exportaciones a Indonesia crecieron un 14,7%, alcanzando un total de US$ 1.280 millones. Al igual que en el caso de China, los productos agrícolas encabezaron la lista de exportaciones, y los pellets de trigo y soja representaron 76,6% del total. El superávit comercial de Argentina con Indonesia creció 28,8% en 2018.

India, una de las economías más dinámicas del mundo y su segundo país más poblado, se encuentra ahora en el radar de Argentina.

El Ministerio de Agroindustria anunció a principios de julio que tiene planteado abrir un cargo de Agregado Agrícola en ese país. Actualmente, Argentina es el séptimo proveedor más grande de productos alimenticios a la India, siendo el aceite de soja el más relevante.

Exportadores anticipan incremento por nuevos tratados comerciales

Argentina, junto con su contraparte en el Mercosur, Brasil, ha sido históricamente una de las economías más aisladas del mundo. Sin embargo, en los últimos dos años, el presidente Mauricio Macri ha presionado para lograr una agenda comercial más multilateral.

Como parte del bloque comercial del Mercosur, que también incluye a Uruguay y Paraguay, Argentina ha dejado en claro su intención de negociar acuerdos con China, Corea del Sur, los Estados Unidos y Canadá.

En la reunión del G20 de junio en Japón, el presidente Macri, el presidente brasileño Jair Bolsonaro y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, anunciaron su acuerdo en torno a un tratado comercial entre la UE y Mercosur.

Una vez ratificado, es probable que dicho acuerdo impulse aún más las exportaciones de Argentina hacia el mayor bloque comercial del mundo, particularmente en productos de la agroindustria. Esto será posible en parte por la eliminación de aranceles en el 82% de las exportaciones de café, jugo de naranja y frutas de Mercosur a lo largo de los próximos 10 años, y por otra parte debido al incremento de las cuotas de carne de res, pollo, azúcar y etanol.

Otros indicadores confirman una perspectiva positiva

El aumento de las exportaciones y las noticias de un Acuerdo de Libre Comercio con la UE se producen tras un cambio positivo en la situación económica general de Argentina. El peso ha recuperado parte de su valor, las acciones se han recuperado y la inflación se ha desacelerado.

En una entrevista con Bloomberg a mediados de junio, Federico Sturzenegger, el ex-presidente del Banco Central, predijo que la inflación mensual podría caer a alrededor del 1% a fines de 2019, y agregó que "el proceso de deflación será sustancial, rápido y más fuerte de lo que nadie espera”.

El peso ha tenido un buen desempeño desde mediados de mayo. Ayudado por políticas favorables de los bancos centrales del mundo, el Banco Central de Argentina pudo bajar la tasa de interés base a principios de julio, lo que hizo que el peso subiera.

Del mismo modo, el mercado bursátil ha experimentado un crecimiento positivo, con un índice de referencia que ha aumentado su valor en un 40% desde principios de mayo.

El rendimiento de la deuda del gobierno a corto plazo se redujo y, lo que es crucial, el crecimiento del PIB real subió un 0,8% intermensual en abril, lo que representa un ligero cambio con respecto a la caída de 1,4% en marzo. También se espera que el crecimiento se recupere a lo largo de 2019 y continúe en ritmo creciente hasta 2020.

 

 

How the agriculture sector is bolstering growth for Argentina’s economy

En Español

The Argentine economy was given a much-needed boost during the first five months of the year, with the agriculture sector driving a significant rise in exports.

Data from the National Institute of Statistics and Census (Instituto Nacional de Estadística y Censos, INDEC) shows that between January and May 2019 exports reached $25.5bn, a year-on-year (y-o-y) increase of 2.5%, while imports fell 28.7% over the same period.

According to INDEC, increased exports were largely attributable to greater production, with prices falling during the first five months of the year.

Exports remained particularly strong in May, which saw growth of 16.5% y-o-y, while imports were down 28%. The overall trade balance comprised 56.4% exports and 43.6% imports.

Export products that saw the strongest growth were soya and its derivatives (17.4%), and fuel and energy provisions, including liquefied petroleum gas, electricity and gaseous fuels (9.5%). Other strong performers were cotton fibres, oilseeds and oleaginous fruits. In terms of manufacturing, exports of rubber and footwear also witnessed strong growth.

As a result of this expansion, Argentina’s trade surplus grew significantly, reaching $4.5bn, its highest level since 2012.

See also: The Report – Argentina 2018

Asian market key to success

China, which receives three-quarters of Argentina’s total exported meat produce, is the country’s second-most-important trade partner after Brazil, as well as the largest recipient of its agricultural products.

According to data from the Argentine government, trade between the two countries was worth $16.3bn last year, a y-o-y increase of 18.2%. Frozen beef exports to China rose by 90.7% during the first quarter of 2019, while meat exports to the country are currently at their second-highest level in 24 years.

Indonesia, the largest economy in South-east Asia, is also a trade partner of increasing importance for Argentina.

Exports to Indonesia grew 14.7% last year to total $1.3bn, according to the Argentine Chamber of Commerce. As is the case with goods destined for China, agricultural products led the list of exports, with wheat and soy pellets representing 76.6% of the total. Argentina’s trade surplus with Indonesia grew 28.8% in 2018.

India, one of the world’s most dynamic economies and its second-most populous country, is now also on Argentina’s radar.

The Ministry of Agro-industry announced in early July that it is planning to open an Agricultural Attaché office in the country. Currently, Argentina is the seventh-largest provider of foodstuffs to India, with soya bean oil being the most prevalent.

Exporters expect boost from new treaties

Alongside its Mercosur counterpart Brazil, Argentina has historically been one of the world’s more insular economies. However, over the past couple of years President Mauricio Macri has pushed for a more multilateral trade agenda.

As part of the Mercosur trade bloc – which also includes Uruguay and Paraguay – Argentina has made clear its intention to negotiate deals with China, as well as South Korea, the US and Canada.

At June’s G20 meeting in Japan, President Macri, Brazilian President Jair Bolsonaro and the President of the European Commission, Jean-Claude Juncker, announced an agreement on a trade deal between the EU and Mercosur.

Once ratified, the deal is likely to further boost Argentina’s exports to the world’s biggest trade bloc, particularly for agro-industry. In part, this will be due both to the elimination of tariffs on 82% of Mercosur’s coffee, orange juice and fruit exports over 10 years, and higher quotas of beef, poultry, sugar and ethanol.

Other indicators support positive outlook

The boost in exports and news of a free trade agreement with the EU come on the heels of a positive shift in Argentina’s overall economic situation. The peso has recovered some of its value, stocks have rebounded and inflation has slowed.

In an interview with Bloomberg in mid-June, Federico Sturzenegger, the former central bank governor, predicted that monthly inflation could drop to around 1% by the end of this year, adding that “the disinflation process will be substantial, fast [and] stronger than anybody expects”.

The peso has been performing well since mid-May. Aided by favourable policies from the world’s central banks, Argentina’s central bank was able to lower the interest rate floor in early July, causing the peso to rise.

Similarly, the stock market has seen positive growth, with the benchmark index growing in value by 40% since the start of May.

Government yields on short-term debt have dropped and, crucially, real GDP growth inched up 0.8% month-on-month in April, a slight turnaround on the 1.4% decline in March. Growth is also expected to rebound throughout 2019 and gain pace into 2020.

Read Next:

In Argentina

Argentina: Resumen del año 2018

La combinación de una economía estancada, alta inflación y la corrida cambiaria del verano pasado, junto con la petición de un préstamo de emergencia en el FMI, hicieron que el año 2018 fuese...

In Agriculture

Les répercussions pour le secteur du cacao de la proposition de mise...

Les deux premiers producteurs mondiaux de cacao ont mis en place un nouveau mécanisme de fixation des prix des fèves afin de promouvoir la durabilité de leurs secteurs respectifs et de garantir...

Latest

Nuevo Bono Verde anuncia avance de la energía renovable en el Perú

Aprovechando el impulso del sector de energías renovables del Perú, una empresa energética local ha emitido el primer Bono Verde internacional no garantizado del país.